San Francisco de Sales – La Práctica de la Dirección Espiritual en la Vida y Enseñanzas

$ 330.00

Lo que busca el autor en este trabajo es señalar el papel del director espiritual: ayudar a que la persona descubra sus posibilidades y dé testimonio en medio del mundo de la fuerza de Dios; asuma nuevas y más profundas responsabilidades.

Descripción

Utiliza como fuentes principales las Obras completas de San Francisco de Sales. En la primera parte, de forma cronológica, presenta un elenco de autores que han tratado este tema: empieza por el Magisterio Pontificio hasta libros más recientes, finaliza esta parte con una breve reseña del santo, cuyo objetivo no es hacer una biografía completa, sino únicamente subrayar los pasajes más sobresalientes de su vida y que están mayormente relacionados con la dirección de almas: formación espiritual, posibles influencias, ejercicio de su ministerio sacerdotal y episcopal, principales dirigidos, sus obras y lo que ellas dicen acerca de la dirección espiritual, clasificando por temas y señalando los lugares exactos en donde se encuentra.

En la segunda parte, utilizando el esquema de las tres vías, propone la manera de acompañar al dirigido a caminar por el mencionado camino: insiste en la importancia de no considerar las mencionadas vías separadamente o como si una fuera superada por la otra y subraya la importancia de mirarlas como en una especie de osmosis.

El cuarto capítulo empieza planteando la necesidad de la dirección espiritual, y a continuación sugiere algunos pasos que se podrían dar en la dirección espiritual: camino de purificación, condición indispensable para avanzar en el camino del amor a Dios: purificación del pecado mortal, venial deliberado y afectos; significado y enseñanzas de Francisco acerca de la oración: iniciación, formación y acompañamiento. Al finalizar este capítulo trata el don de consejo y el arte de aconsejar, ilustrando con varios ejemplos tomados tanto de la vida como de las enseñanzas del santo, e indicando con ellos cual era la postura que adoptaba el santo en este campo.

En el quinto capítulo estudia las virtudes del director espiritual: caridad, ciencia y prudencia y su relación con las demás virtudes, dicho estudio lo enfoca desde dos perspectivas: el director espiritual y el dirigido.

El último capítulo trata de: la oración, meditación, contemplación, recogimiento, unión de voluntades, fusión del alma con Dios, heridas de amor producidas por la pequeñez del alma y la inmensidad de Dios, hasta llegar al rapto e incluso a la muerte de amor, procurando con esto brindar a los directores espirituales materia suficiente para mejor comprender y acompañar a sus dirigidos hasta que logren alcanzar la íntima unión con Dios a través del amor. Lo que busca el autor en este trabajo es señalar el papel del director espiritual: ayudar a que la persona descubra sus posibilidades y dé testimonio en medio del mundo de la fuerza de Dios; asuma nuevas y más profundas responsabilidades, sin descuidarse de las propias obligaciones; formar individualmente a cada dirigido, sin quitarlo de su contexto social, ni de su familia, ni de la sociedad en la que vive, valorando la autenticidad del propio progreso en la perfección cristiana.

Editorial: Fundación Jesús de la Misericordia
Autor: Orlando Bustamante Chicaiza
Páginas: 399
Medidas: 21 cm Largo X 14 cm Ancho

No Incluye Envío