Biblia de la Iglesia en América con Uñero

$ 595.00

El valor y la novedad de la BIA radican en que se trata de una traducción íntegra a partir de los textos originales hebreo, arameo y griego, y que ha tratado de responder a tres criterios: fidelidad a Dios (hay que comprender la Biblia como un acontecimiento de comunicación y encuentro entre Dios y su pueblo), fidelidad al texto.

SKU: 9788428833974 Categoría:

Descripción

La editorial PPC publica la Biblia de la Iglesia en América, una traducción de las Sagradas Escrituras realizada por un equipo de traductores latinoamericanos que ha estado trabajando durante más de 15 años por encargo del CELAM (Consejo Episcopal Latinoamericano), con el objetivo de ofrecer una biblia dirigida a los hispanohablantes en América.

La traducción obtenida es un texto fiel al original, pero también al lector contemporáneo, a los “discípulos misioneros”, en expresión del Documento de Aparecida (titulado ‘Discípulos y misioneros de Jesucristo para que nuestros pueblos en Él tengan vida’) y también del papa Francisco (“La Iglesia en salida es la comunidad de discípulos misioneros que primerean, que se involucran, que acompañan, que fructifican y festejan”, Evangelii gaudium, 24).

Colaboración entre obispos estadounidenses y latinoamericanos

Cuatro años después de que se publicara el Nuevo Testamento, la Biblia de la Iglesia en América (BIA) al completo fue presentada de manera oficial a todos los obispos de América Latina y el Caribe el pasado mayo, durante la 37ª Asamblea Ordinaria del Episcopado Latinoamericano que tuvo lugar en Tegucigalpa (Honduras). Allí, cada obispo del continente recibió un ejemplar de la BIA, incluidos los representantes de la Conferencia de los Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) que estaban presentes.

La novedad de esta Biblia

El equipo responsable de la traducción se formó en 2004, con Silva Retamales como obispo a cargo; el mexicano Carlos Junco como coordinador general; el argentino Ramón Alfredo Dus como coordinador del Antiguo Testamento; y el mexicano Adolfo M. Castaño Fonseca como coordinador del Nuevo Testamento. Junto a ellos, hasta un total de 26 traductores de diferentes países que siguieron un escrupuloso proceso de trabajo.

“No se trataba de hacer una Biblia que reemplazara a las demás, sino que completara –explica Santiago Silva Retamales–. Buscamos una traducción amable y accesible: que el lector la leyera y entendiera sin necesidad de intérpretes, intermediarios o diccionarios”.

El valor y la novedad de la BIA radican en que se trata de una traducción íntegra a partir de los textos originales hebreo, arameo y griego, y que ha tratado de responder a tres criterios: fidelidad a Dios (hay que comprender la Biblia como un acontecimiento de comunicación y encuentro entre Dios y su pueblo), fidelidad al texto (se han buscado los significados auténticos del texto original, pero trasladados a un lenguaje accesible al lector actual) y fidelidad al Pueblo de Dios (se traduce desde la Iglesia y para el servicio de la Iglesia).

Además, viene acompañada por un rico conjunto de notas pastorales y teológicas, introducciones, glosario, mapas y otros recursos tanto para quienes tienen un cierto bagaje religioso y cultural como para los que deseen profundizar en estos conocimientos.

Características:
– Tamaño en cm: ancho 16 cm X alto 23.50 cm
– Contiene páginas 2263
– Editorial: PPC

No Incluye Envío